El positivo que no fue

[Personal]

--

Los síntomas de COVID-19 desaparecieron hace más de 10 días.

El virus tocó a la puerta, o al menos esa fue la conclusión a la que llegué después de revisar detenidamente el calendario; quienes me conocen bien saben que agendo hasta las llamadas. No cuadran las fechas de las 4 veces que salí a trabajar o a la barbería, pero sí las de visitas que llegaron a la casa. Hice la pregunta incómoda -¿qué está(n) haciendo aquí?- y "usé el puto tapabocas y me quedé en mi puta casa" siempre que pude.

  • Día 0, 6pm: fiebre leve que duró 1 hora y se calmó con acetaminofén.
  • Día 1 en la mañana: otra vez fiebre leve que duró 1 hora y se calmó con acetaminofén. Llamo a la línea COVID de mi EPS (SOS Servicio Occidental de Salud) y me dicen, con razón, que no califico para prueba.
  • Día 3: "aliviado", advierto a las personas con las que estuve el día -1. Ellas guardan cuarentena y no presentan síntomas.
  • Días 5, 6 y mañana del 7: congestión nasal.
  • Día 7: hago ejercicio, desaparece la congestión nasal y con ella el olfato, aunque conservo el gusto.
  • Día 8: llamo nuevamente a mi EPS y califico para valoración médica.
  • Día 9: recibo la llamada de valoración médica y califico para prueba.
  • Día 10: desaparecen los síntomas.
  • Día 11: busco opciones de prueba particular para mí y las 2 personas que viven conmigo -llamémosles [x] y [y]- pero los laboratorios piden orden médica, historia clínica, ruta epidemiológica (?) y COP$280.000 por cada una. Debo solicitar cita presencial en mi IPS para obtener los documentos. Descarto la opción.
  • Día 13: me toman la muestra.
  • Día 13 en la tarde: [x] presenta síntomas.
  • Día 17: Le hacen la prueba a [x]. Creemos que mi prueba saldrá negativa y la suya positiva.
  • Día 20: llega la prueba de [x], positiva. Mi resultado no aparece, aunque dicen que debieron notificarme el Día 18.
  • Días 21 y 23: llamo a SOS para reclamar el resultado. No dan información de los responsables del "trámite interno", para llamarlos directamente y evitar ocupar la línea de emergencia. No tienen acceso al resultado ni saben cuál laboratorio tomó la muestra. Tampoco están dispuestos a tomarla nuevamente.
  • Día 24: me autoconsidero positivo y curado, pasados 14 días desde la desaparición de los síntomas. Mantengo aislamiento dada la situación de [x].
  • Día 25: [x] no tiene síntomas. Después de mucho insistir, le pasan mis datos al médico de turno para que me haga el favor de averiguar por mi prueba apenas termine una teleconsulta. No pasa nada.

Nunca tuve tos y mis síntomas fueron muy leves y esporádicos. Sí tuve dificultades para dormir porque la ansiedad, no la enfermedad, provoca algunas taquicardias y que cualquier cambio de ritmo en la respiración se sienta como que has dejado de hacerlo, lo que lleva a sentarse de un susto en el medio de la noche. Sigo haciendo ejercicio normalmente.

A [x] le dio un poco más acelerado pero también leve -en su Día 7, que fue mi Día 20, ya había recuperado el olfato-. Sospechamos que [y] lo tuvo antes, pero se camufló entre los síntomas de su enfermedad de base.

Los síntomas aparecen entre 5 y 6 días después de la infección, así que este proceso duró casi un mes. Me molesta que las autoridades digan que las cifras tienen 2 semanas de atraso cuando pueden ser meses enteros, y que el Presidente se de cepillo todos los días sin dar opción a críticas y reflexiones sobre lo que debe mejorar. Ahora está hablando de vacunas cuando sabemos que pasarán al menos 18 meses para que las tengamos en el país, en lugar de buscar soluciones a estas demoras en la atención. Quizá es el único tema con el que puede seguir hablando bonito en televisión, eso sin contar la falsa cifra de recuperados: ya no hacen dos pruebas sino que reportan como sanos los contagios de hace 14 días menos los fallecidos.

El problema es que no hay un único responsable: la EPS coordina y aprueba, un médico confirma, un contratista toma, otro procesa y un laboratorio estudia y notifica; ninguno sabe realmente lo que ha hecho el otro ni cuánto se va a demorar. La comunicación entre las partes está fragmentada y minada por la burocracia: me atrevo a pensar que hay muchos emails y cuadros de Excel de por medio; así es como manejan la cuenta de alto riesgo. Al final los que terminan con toda esa carga son los médicos de la UCI.

El cerco epidemiológico es un engaño, pues cada paciente es responsable de contactar a las personas con las que tuvo contacto y son ellas las que deben llamar a su EPS para solicitar la prueba. Lo sabemos porque [y] no está en SOS sino en Sanitas y no hubo ninguna coordinación entre las dos. Seguimos esperando su toma de muestra. Parece que la estrategia de Sanitas es remitir al paciente a un número privado; los pobres tuvieron que poner una grabación que dice "por favor, este no es un servicio de salud sino una casa de familia".

Yo estoy de acuerdo con la apertura económica y con que podamos salir a comercios y restaurantes sin restricciones, pero nada que implique más de 5 personas reunidas o filas largas. Quiero ir de compras sin importar la cédula, salir a un restaurante, retomar citas pendientes y visitar amigos, pero soy consciente que aún nos falta mucho por recorrer en esta pandemia. Lo único que podemos hacer es usar tapabocas, evitar multitudes, esperar y hacer caso. Hay que escuchar al Ministro de Salud -cuando hable por fuera del programa de televisión y no deba seguirle la corriente al Presidente- y a la Directora del Instituto Nacional de Salud; son grades profesionales y quizá los únicos competentes en la mesa.

Por mi parte vendrán días de reflexión: lo que sucedió el Día 11 -no poder cubrir algo básico como un examen de laboratorio para mi familia- y el haber sido un arma biológica andante, son, en definitiva, eventos para revisar. Ahora tengo un nivel de egoísmo -del bueno- muy alto.

--

* Sé que es raro ver cosas personales en este blog.

** ¡Ya tenemos oxímetro!.


Comentarios

Entradas más populares de este blog

Historia de una App: un mes en la Tienda Windows y en Google Play

El Meetup de enero en CaliSharp

El nuevo sistema de autenticación de ASP.NET